23 de febrero de 2016

Shameless (US)



Género: Comedia, Drama
Creador: Paul Abbot
Reparto: William H. Macy, 
Emmy Rossum,
Justin ChatwinCameron Monaghan,
Jeremy Allen White, Ethan Cutkosky,
Emma Kenney...
País de origen: Estados Unidos
Calificación por edades: +18
Inicio de emisión: 9 de Enero del 2011
Estado: en producción
Temporadas: 6


 Sinopsis


Producción del canal Showtime y versión americana de la serie homónima original del Reino Unido que cuenta la historia de una familia disfuncional en la cual el cabeza de familia pasa ebrio la mayor parte del día y sus hijos viven en la absoluta desatención.

Frank Gallagher es un padre de seis hijos que se caracteriza por ser un egoísta alcohólico y completamente narcisista que vive de las ayudas sociales—conseguidas ilegalmente con triquiñuelas—y no hace más que pasar todo el día bebiendo. Su hija mayor, Fiona, con tan solo 21 años tiene todo el peso de sus hermanos pequeños sobre sus hombros y acepta todo tipo de trabajos temporales para traer algo de dinero a casa.

El resto de los hermanos son todos menores: Phillip tiene 17 años y es un estudiante perfecto que, a pesar de su buen rendimiento académico, tiene malos hábitos como el consumo de marihuana y alcohol; Ian, de 16 años, alistado en la Escuela Militar, trabaja en el supermercado local y es gay, pero sólo unos pocos lo saben; Debbie y Carl, con 11 y 10 años, respectivamente, son los pequeños. La primera siempre intenta ayudar, pero Carl tiene gustos más problemáticos y siempre se mete en líos. Por último, Liam Gallagher, con pocos años de edad, es el hermano menor. Lo más curioso es que el chico es negro a pesar de ser hijo de blancos.

Reseña libre de spoilers


Intentaré ser breve, ya que meterse a analizar una serie de estas características puede tomarnos a todos más tiempo del que quisiéramos, y aunque mi intención no es desmerecerla, prefiero centrarme en dar mi opinión personal de la forma más simple y llana. No quiero quitaros minutos de vuestra vida que podríais invertir en verla, porque sí, empecemos por lo evidente a estas alturas: Shameless es una gran serie.

Me la recomendaron hace tiempo, y me ha tomado un año y medio decidirme porque, a simple vista, confieso que no es mi tipo de serie. Si tuviera que crear una escala del tipo blanco o negro para poder cuadrarme en ella, para que me entendáis, sería: "De Gossip Girl a Shameless, ¿dónde estás más cómoda?", y elegiría la primera sin dudarlo. Pero precisamente el hecho de que me haya tragado la serie entera (emitido hasta el 6x05 en estos momentos) en pocos días dice mucho a su favor.

Los primeros capítulos lograron ponerme de los nervios, hace siglos que no me enfrento a tanto tema "controvertido" por minuto. Desde Skins, si no recuerdo mal. Marginalidad, drogas, mugre, sexo, alcohol, homofobia, mugre, prostitución, violencia, mugre (sí, una que es finolis y la suciedad gratuita le da pánico), y sobre todo, caos, caos en todos los aspectos y en la vida de la familia protagonista y disfuncional de cojones, los Gallagher. No obstante, me parece un merecido hostiazo a la imagen idílica que Estados Unidos intenta vendernos a toda costa al exponer de manera tan acertada a qué clase de demonios tiende a enfrentarse cualquiera tan próximo o dentro del umbral de la pobreza.

De lo mejor de Shameless, mencionaría que el ritmo nunca decae, ni en las temporadas ni en los capítulos, no encontrarás mierda de relleno o inútil, cada temporada y capítulo sabe acaparar tu interés tanto a nivel dramático como humorístico, al igual que sus personajes principales y secundarios, a los que a la larga te cuesta mucho odiar. Solía tener entre ceja y ceja a unos pocos, pero al final han conseguido ganarse mi corazoncito. Son todos muy reales, y al igual que una persona de tu día a día, a veces los quieres más, y a veces menos, y de nuevo más, y así siempre. En este sentido, diez de diez.

Destaco a Emmy Rossum, que no solo es preciosa y la amo desde que supe de ella hace unos años, sino que ofrece muchas de sus mejores interpretaciones. Y me guste más o menos su personaje (antes lo detestaba, pero al final le cogí cariño), William H. Macy también se marca un papelaco cada vez que asoma los hocicos.

Conclusión


¿Me ha gustado? Sí, de inicio a fin, y espero que dure más.
¿La recomendaría? Sin duda alguna, sí, a todos, cualquiera. Vedla. YA.


Valoración 5/5



Y vosotros qué, ¿habéis conocido ya a los Gallagher? ¿Os animaréis a verla?


2 comentarios:

  1. Totalmente de acuerdo contigo. Es una serie con la que lloras, ríes, mueres de pena y de alegría, y no te queda más remedio que empatizar con todos sus personajes (apenas puedo creer que en realidad no existan). Emmy Rossum es la mujer más guapa y con la sonrisa más bonita del universo, yo también la adoro *_*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde la sonrisa más desesperada a la más esperanzada de Emmy, embaucadoras a más no poder. Y sí, cierto, da la sensación de que son reales y la serie es un documental biográfico y que en cualquier momento saldrán contándote lo diferente que es su situación actual comparada con aquel entonces. Qué lástima me da pensar en que en algún momento, se terminará, jolín. Dios bendiga a internet y la posibilidad de repetirla una y otra vez.

      Eliminar

¡Anímate a dejarnos unas palabrillas de nada!
Todos los comentarios serán bienvenidos mientras guarden respeto tanto al blog como a otros usuarios, por lo que nos reservamos el derecho a impedir las ofensas gratuitas, posibles disputas o intentos reiterados de spam.