27 de mayo de 2016

Zettai Kareshi | Manga



Datos generales.

Nombre: Zettai Kareshi
Autor: Yuu Watase
Géneros: Ciencia ficción, comedia, drama, romance, shoujo, vida escolar
Estado: Finalizado.
Inicio de publicación: 25 Marzo 2003
Fin de publicación: 25 Febrero 2005
Volúmenes: 6


Sinopsis.

Riiko Izawa nunca ha tenido novio y cada chico del que se ha enamorado, para bien o para mal, la ha rechazado. Cuando devuelve un teléfono móvil a un vendedor de vestimentas extravagantes llamado Gaku Namikiri, Riiko menciona querer un novio, así que en señal de gratitud, Gaku la dirige al sitio Web de su compañía: Kronos Heaven. Cuando visita el sitio, Riiko cree que se trata de un sitio para visualizar a su propio amante. Pensando que se trata de un juego, ella personaliza y accidentalmente ordena a uno.

Al día siguiente, para su sorpresa, llega su "amante". Quedando atónita y sorprendida al abrir el paquete, y encontrar una figura; Riko decide seguir el manual de instrucciones en el cual dice que, para despertarlo, se configura “enamorándolo” con tan solo besarlo. A partir de ese momento Riiko no solo tiene que lidiar con la repentina presencia de un muchacho apuesto y aspirante al sexo, a quien decide bautizar como "Night", sino que también deberá ayudarlo a recopilar datos sobre los pensamientos de las mujeres y ayudar a los futuros modelos, mientras su confusión emocional se incrementa a cada segundo que pasa con el adorable y perfecto Night, y los repentinos celos que siente su mejor amigo de la infancia Soushi.



Opinión personal.

Decir que este manga me encantó y enamoró es decir poco. Night está creado para ser, literalmente, absolutamente perfecto. ¿Qué mejor manera hay para crear un protagonista ideal que haciendo que el argumento gire sobre la creación de novios ideales?

Sinceramente, su estilo de dibujo no es lo que más me atrajo en un principio, pero se le coge el gusto bastante rápido. Soy una persona a quien le llama primero la estética de un manga y después el argumento, y Zettai Kareshi pasó la barrera perfectamente.
Esta historia me ha hecho reír, morirme de rabia y llorar (además es el primer manga que me ha roto tanto el corazón). Me ha tocado tanto los sentimientos en diversos momentos que me ha dejado impactada, y por eso se ha ganado un lugar especial para mí.
Por otro lado, me cautivó desde el primer capítulo y lo devoré sin mesura y sin darme cuenta, estando tan enganchada a él que olvidé todas las necesidades básicas y no pude parar hasta terminarlo. Y el vacío existencial que sufrí al acabar con su lectura fue increíble. Me rompió la vida durante bastante tiempo.

Night es el amor más absoluto y hablar sobre él solo provocaría sacar mi fangirl interior y nadie quiere que eso pase (sería todo gritos innecesarios, corazones y emoticonos de lágrimas). Es tan perfecto que creo que incluso se excede un poco, pero como es Night, pues está genial y yo le quiero.

Riiko no es una mala protagonista, no entra en el excesivo cliché de protagonista shoujo y, aunque a veces entren ganas de darle con una chancla en los morros, se hace querer y tiene un bonito toque adorable.

Soushi… bueno, lleva gafas y a veces se pone lentillas…. No está mal, para qué negarlo. Aunque jamás podrá superar a Night y es el sujetavelas oficial durante bastante tiempo, podría ser peor. No voy a decir que no  me guste, pero es que su rival es Night y no se puede comparar (y además Soushi parece un viejo gruñón muchas veces). A pesar de que parezca que me sobra (lo cual no es cierto), hay personas que se decantan más por él porque lleva más tiempo enamorado de Riiko (y porque es humano, detalle importante).

Y Gaku… Gaku es genial. Es ese colega que quieres tener pero para estar con él un rato de vez en cuando, porque más tiempo te agota.

Además, Yuu Watase hace algo que me encanta, y es mantener el juego romántico y el triángulo amoroso hasta el final y, en mi opinión, llevado con maestría. Hubiese odiado mucho que en los primeros capítulos ya las parejas estuviesen hechas y el resto de la historia hubiese sido marear la perdiz de forma innecesaria.
La trama es un no parar y podría decir que deja pocas treguas o pausas que te hagan plantearte hacer un descanso y continuar en otro momento. Los finales de los capítulos son el ejemplo perfecto de impacto y sentir la necesidad de leer el siguiente para ver qué ocurre. Tiene momentos muy surrealistas, pero en ninguna ocasión este manga ha pretendido engañarte haciéndote creer que no te encontrarías locuras que te descolocasen un poco.
Aunque hablando de trama y surrealismo, cierto es que llegados a cierto punto cerca del final, parece que  los tripis se les van de las manos; pero como es Zettai Kareshi, se comprende y se perdona.

El final del manga me hizo llorar como una magdalena. Aunque en mi opinión comenzaba a perder fuelle en comparación con el principio, le iba teniendo miedo a lo que pudiese ocurrir y cuanto más cerca veía el último capítulo, más se me encogía el corazón y me iba preparando con mis propias teorías mentales. Pero… ¡Dios!, para lo que leí desde luego sí que no estaba preparada en absoluto. Fue tan doloroso que incluso en sus lecturas posteriores me dolía el alma y recordarlo hace que se me escape una lagrimita salvaje.
Para nada un mal final, pero los sentimientos me los tocó que da gusto.
Y, por supuesto, siempre estará mi gran indignación… ¡¡¿¿POR QUÉ NO SE COMERCIALIZA ZETTAI KARESHI EN ESPAÑA??!!

P.D: ¿Hace falta que aclare que es mi manga shoujo favorito?


Dorama

No  engañaré haciendo creer que vi el dorama al completo. Creo que vi los dos o tres primeros episodios de éste, los suficientes como para que mi corazón se recuperase y el dolor mutase en indignación. El dorama de Zettai Kareshi me pareció una parodia de sí mismo y creo que está para que las almas atormentadas del manga fuesen a él y odiasen y así volviesen a ser personas.
Acabas el manga llorando por Night, vas al dorama y acabas deseando que Night sufra un cortocircuito. A  lo mejor si hubiese aguantado más episodios, le habría cogido una milésima parte de cariño que al Night original; pero no tuve voluntad para continuar.
Del dorama solo me merecía la pena el jefe de Riiko y uno con gafas que aparece de vez en cuando.
Así que no hace falta tener un Máster en psicología para darse cuenta de que el dorama no fue especialmente de mi agrado. Es más, lo considero como algo totalmente aparte de Zettai Kareshi.

Reseña de Wendigo.

Qué bonito tó, miarma. (<- Fan incondicional de Yuu Watase. La emoción le impide expresarse sin parecer monguer).

Conclusión.

¿He abandonado su lectura?: No. Incluso ha sufrido alguna que otra relectura.
¿Lo recomiendo?: Por supuesto que . Aunque si eres alguien a quien la extrema perfección le resulta algo tediosa y quiere algo más “realista”, quizá este no sea tu manga.

Valoración: 5/5



¿Cuál es tu opinión? ¿Has leído Zettai Kareshi? ¿Te causó la misma impresión que a mí? ¿Has visto el dorama? ¿Compartimos punto de vista? Estaré encantada de leer tu comentario. 




No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Anímate a dejarnos unas palabrillas de nada!
Todos los comentarios serán bienvenidos mientras guarden respeto tanto al blog como a otros usuarios, por lo que nos reservamos el derecho a impedir las ofensas gratuitas, posibles disputas o intentos reiterados de spam.