7 de junio de 2016

Ao Haru Ride | Manga



Datos generales.

Nombre: Ao Haru Ride
Autor: Sakisaka Io
Géneros: Comedia, drama, romance, shoujo, vida escolar, recuentos de la vida.
Estado: Finalizado.
Inicio de publicación: 13 Enero 2011
Fin de publicación: 13 Febrero 2015
Volúmenes: 13

Sinopsis.

Futaba Yoshioka quiere "reiniciar" su vida. En secundaria, las niñas le excluían por su popularidad entre los chicos. El único muchacho que le gustaba, Kou Tanaka, se mudó antes de que ella pudiera decirle lo que sentía. Ahora en preparatoria, está decidida a ser todo lo impropio de una dama para que sus nuevas amigas no tengan celos de ella. Mientras vive su nueva vida, se reencuentra con Kou, solo que ahora usa el nombre de Kou Mabuchi y tiene una actitud fría. Él le dice que sentía lo mismo por ella en secundaria, pero que no pueden regresar a lo que fue. Ella se encuentra perdida entre los recuerdos del antiguo Kou con el actual, divagando cuáles son sus sentimientos actuales.


Opinión personal (SPOILERS).

Ao  Haru Ride se considera de los mejores mangas shoujo (por no decir el mejor, porque encabeza bastantes listas) y lo cierto es que para mí no tiene tanto mérito. Yo, desde luego, no lo pondría en mi top ten.
Abandoné su lectura en el momento que corresponde para mí: cuando la pareja principal se consolida. Cierto es que para los escasos capítulos que me quedaban, no me costaba ningún trabajo terminar de leerlo; pero me atrevería a decir que por el momento ningún manga “largo” ha conseguido que haga el esfuerzo de acabarlo cuando ya la pareja se hace oficial.

Kou me gustaba más al principio, cuando era el chaval indiferente que había cambiado y fuck the police. Pocas quejas tenía sobre él y todo iba bien hasta que aparece Narumi y Kou empieza a ganarse el Legendario Chanclazo Místico en la boca. No culpo a Narumi por cumplir a la perfección con su rol de rival toca-pelotas; todos sabemos que este tipo de personajes existen y es algo con lo que tenemos que aprender a convivir (‘quiero ser la que gana porque doy pena, ¿ok?’). Lo que no soporto es la típica actitud que toman los tíos made in shoujo que les obliga a sobreproteger y centrar su atención únicamente en la rival amorosa porque se sienten culpables o identificados (claro, sólo tú y tus 15/16 años de vida pueden ayudar a esta pobre y desdichada adolescente).
Después el chaval entra en modo Don Kou Tenorio, el conquistador del lugar, y mira, ahí ya ganas puntos. O sea, ¡conquistas amorosas! ¡¿dónde hay que firmar?!

Yoshioka es una protagonista “diferente” a las demás, pero eso no quiere decir ni que sea mejor ni peor. Eran tan obvio que las amigas a quienes quería agradar fingiendo ser lo que realmente no era iban a abandonarla que tendría que haber hecho alguna apuesta. Entra en los prototipos aunque hace grandes esfuerzo para salir de ellos. No es una protagonista que se haya ganado una mención honorífica. Quizá no me gusta porque le preocupa demasiado cambiar para agradar a los demás cuando eso no debe ser así. Tienes que gustarles a otros por lo que eres. Puede que Yoshioka no mantuviese, por suerte, ese comportamiento durante demasiado tiempo; aunque el simple hecho de que se lo tomase tan en serio me choca.
Como digo, ha pasado sin pena ni gloria por mi vida.

Y lo curioso es que me resultasen más carismáticas las amigas de Yoshioka que ella, aunque ninguna de las dos sean grandes representantes de la originalidad.
Yuuri es como fusionar algodón de azúcar y un conejo belier. Tan adorable y dulce que lo mismo te la comes que vomitas arco iris y quieres expulsarla de tu vida. ¿Por qué me gustó? Porque cuando parece que no puede ser más encantadora, se supera.
Murao es la típica que va por la vida de lobo solitario. Y la típica que está enamorada del profesor. ¿Te sorprende el algún momento? A mí no. Me gustó porque se mantiene en su línea.

Kikuchi hace una finta al lector. A mí me resultó obvio desde que lo vi que iba a enamorarse de Yoshioka, básicamente porque en el manual de manga shoujo decía que ya tocaba que apareciese el segundo interés amoroso. Le reconozco que su puesta en escena estuvo graciosa, aunque después le mete el turbo a sus sentimientos y es como: ‘para el carro, chaval, que te va a explotar el nitro’. ¿Por qué digo lo de la finta? Porque la primera vez que aparece va con luces de neón que ponen ‘triángulo amoroso’; pero se marca algún que otro modo ninja antes de llegar dando guerra.

Creo que el mayor punto a favor que puedo darle a este manga es el hecho de que Yoshioka y Kikuchi comenzasen a salir. No es la primera vez que se ve algo así, por supuesto, pero sí era la primera vez que yo me topaba con que la protagonista parece olvidar al primer amor y comienza una relación con un segundo. ¿Qué pasa? Pues lo de siempre; que al final gana el primero.
Me he topado con otros shoujo en los que esto mismo ocurre, pero al ser Ao Haru Ride el primero, pues le reconozco el gran encanto de esto y no lo voy a desprestigiar.
Es un gran manga en lo suyo y muchísima gente lo puede confirmar y muchísima gente lo ama y adora. Para mí quedará en otro más del montón.

Conclusión.

¿He abandonado su lectura?: Sí (capítulo 48).
¿Lo recomiendo?: Sí, aunque no sería el primero que se me vendría a la cabeza.


Valoración: 4/5

¿Cuál es tu opinión? ¿Perteneces al sector que lo considera como el mejor manga? ¿Crees que Yoshioka no debería cambiar por los demás? ¿Kou molaba más al principio? Estaré más que encantada de leer tu comentario.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Anímate a dejarnos unas palabrillas de nada!
Todos los comentarios serán bienvenidos mientras guarden respeto tanto al blog como a otros usuarios, por lo que nos reservamos el derecho a impedir las ofensas gratuitas, posibles disputas o intentos reiterados de spam.