20 de junio de 2016

Intruders (2016)




Título:
 Intruders / Shut In
País de origen: Estados Unidos
Dirección: Adam Schindler
Producción: Black Fish Films / Campbell Grobman Films / Jeff Rice Films
Guión: T.J. Cimfel, David White
Reparto: Rory Culkin, Leticia Jimenez, Jack Kesy, Timothy
T. McKinney, Joshua Mikel, Beth Riesgraf, Martin Starr.
Géneros: Terror. Thriller
Estreno: 2016
Duración: 90 minutos



Sinopsis


Anna sufre de una agorafobia tan angustiosa que cuando un trío de delincuentes irrumpen en su casa ella no se atreve a huir. Pero lo que los intrusos no imaginan es que la agorafobia no es su único problema.



Reseña libre de spoilers


Una idea corriente con un casi-giro interesante que se queda en el intento, pero que aún así es capaz de entretener y pegarte a la pantalla aunque sea ya por curiosidad morbosa. Tampoco es que se le puedan pedir peras al olmo, para ser de una producción tan sencilla no ha estado mal, pero frustra mucho encontrarse con posibles giros rocambolescos y que éstos se queden perdidos en la dimensión de las direcciones que el equipo no quiso tomar.
Carece del tufillo a Antena 3 que una película de este tipo suele destilar, así que por ahí se salva. Ya os digo, no está mal, no es para nada buena, pero gracias a su agilidad entre secuencia y secuencia engancha lo que no está escrito.


Reseña con spoilers


Por una vez, este subgénero dedicado a los allanamientos de morada ha sido capaz de sorprenderme y, por un momento, emocionarme. La delicadeza dramática de los primeros acordes te introduce adecuadamente en la situación tan desesperada que vive Anna, quien sufre de agorafobia por razones desconocidas que más adelante se harán obvias, o eso es lo que esperas. Su única persona querida en el mundo, su hermano, ha muerto, y ahora se encuentra sola entre las paredes de su refugio y cárcel, y por razones que aún trato de entender, su corazón de corderita la empuja a ofrecerle una desproporcionada suma de dinero al repartidor de comida que lleva como un año atendiéndola y por el que, de alguna forma, parece haber desarrollado sentimientos. El chaval no acepta, y ya por cómo se puede cortar el aire con un cuchillo a su alrededor sabes que algo va a pasar.

Lo intuyes por eso, y porque es una peli chunga, vamos. El día del funeral, contra todo pronóstico para todos (menos para ti que ya te lo han presentado en la sinopsis), decide no presenciarse y cruzarse de brazos en casa, cuando de repente tres tíos, Matón 1, Matón 2 y Matón 3, deciden irrumpir en su casa bajo la premisa de que ella no estaría. Al final, entre pitos y flautas, la descubren y capturan y atormentan un poquito. Poco después, aparece el señor repartidor al que llevábamos un rato esperando y se revela si no como el artífice, como el que sembró los vientos del percal revelando a su colega, Matón 3, el tema de la pasta gansa. La película apenas ha empezado y ya la han apresado, ¿qué es lo que queda para el resto? Pues de momento, la matraca que yo por lo menos no me esperaba.

¡Espérate, Trini, que igual es buena y todo!
De buenas a primeras, la chica se ha cargado casi sin querer a Matón 3, y lo arrastra al sótano. Atraídos por el ruido del cadáver escaleras abajo, Matón 1 y Matón 2 corren a ver qué era eso, y para cuando descubren que Matón 3 ha muerto, las escaleras se recogen en la pared y tú lo flipas en colores porque qué coño está pasando aquí colega oh my god look at her butt. ¡Que la casa está teledirigida, chaval! O al menos el sótano. Ahí ya te meten escenas no demasiado relevantes para dar a entender lo jodidos que están los matones y dejarte tiempo para darle rienda suelta a la imaginación, ¿por qué esas escaleras, y esas cámaras, y ese todo todito todo tan mal rollero? Muy parsimoniosamente, Anna empuja a Repartidor para que se una a la fiesta del sótano de Matón 3 (ahora Cadáver 1) y los otros dos.

A estas alturas no sabes qué esperarte, pero has ideado tantas versiones distintas que, quieras que no, la película comienza a estar abocada al fracaso.

De todas formas, en mi caso, la posibilidad de que Anna sea una psicótica del copón crece hasta que el metraje alcanza su cénit y a partir de ahí, es una tarde de paseo por Toledo, cuesta arriba y cuesta abajo. Rápidamente empieza a perder sentido. A pesar de lo prometedora que pudiera parecer una protagonista agorafóbica y psicótica a partes iguales, resulta que es un rollito de canela que sufrió abusos de su padre y desde ahí, su hermano y ella se empecinan en encerrar a otros pedófilos en una habitación paralela al sótano calcada a su dormitorio de niña hasta que éstos deciden suicidarse.

Eventualmente, Anna se carga a Matón 2 y pasa a ser Cadáver 2, mientras que Repartidor descubre un congelador con cadáveres troceaditos para el puchero.

A partir de aquí empecé a hacer otras cosas de mi vida y dejé de prestarle tanta atención ya que se convierte en un quiero y no puedo de tensión dramática que lo más que logra en ponerte los nervios de punta para que pase algo de una maldita vez y dejen de toquetear el tema del abuso infantil (muy mal y frívolamente retratado, por cierto). La película de los mil nombres se hunde en el fango cuando por un chantajito absurdo, Anna decide dejar a Matón 1 y a Repartidor marchar, y cómo no, ella ya se desentiende de la vida y ni piensa en armarse o prepararse para la posible revancha de Matón 1, que efectivamente, intenta prenderle fuego a la casa de los horrores y más tarde, ahogarla y hacer resurgir sus recuerdos más turbios emulando una violación. Pero oye, al final ella logra meterle un tiro y se acabó.

Repartidor se va a su casa a peinarse así, tan campante y sin que ella haga nada, y mágicamente, Anna ya no es agorafóbica y sale de la casa para continuar con el trabajito que Matón 1 dejó a medias quemando todo hasta sus cimientos. Y ya, se va mientras oímos las sirenas de la policía.

Bueno. 




Conclusión


¿Me ha gustado? Sí, me ha parecido un soplo de aire fresco, aunque después cayese en picado.
¿La recomendaría? Sí, es posible. Tampoco a lo loco, pero la verdad es que vale la pena mencionarla por ese giro, por muy malogrado que esté al final.


Valoración 3.5/5



¿Como cuántas películas de este tipo os habéis tragado? ¿Pensáis darle un voto de confianza a esta, a ver?




No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Anímate a dejarnos unas palabrillas de nada!
Todos los comentarios serán bienvenidos mientras guarden respeto tanto al blog como a otros usuarios, por lo que nos reservamos el derecho a impedir las ofensas gratuitas, posibles disputas o intentos reiterados de spam.