19 de agosto de 2016

Pos eso (2014)



Ficha técnica.

Título: Pos eso
País: España
Dirección: Samuel Ortí Martí
Producción: Basque Films / Conflictivos Productions
Guión: Samuel Ortí Marí, Rubén Ontiveros
Reparto: Santiago Segura
     Anabel Alonso
     Josema Yuste
     Álex Angulo
     Mariví Bilbao
     Carlos Areces
Géneros: Animación, comedia, terror, claymation.
Estreno: 2014
Duración: 82 minutos.

Sinopsis.

La Trini, bailaora mundialmente conocida, abandonó los tablaos sumida en una gran depresión desde que su esposo, el gran mataor de toros Gregorio, muriese en un accidente doméstico. Damián, su hijo de 8 años, ha empezado a dar signos de una rebeldía que roza la demencia. Ningún médico, psicólogo o psiquiatra puede explicar el comportamiento del crío, conducta que irá empeorando hasta tal extremo que será necesaria una explicación sobrenatural a su estado. Esta situación pone a la Trini al borde de los nervios, quien decide contactar con el Padre Lenin, cura vasco repudiado por la Iglesia que está atravesando una crisis de fe; pero tal como todas las señales indican, es él la única esperanza de devolver la tranquilidad a tan maltrecha familia.

Opinión personal.

Pos eso es una película por y para españoles. Si no eres de España, ya te puedes ir olvidando de entenderla. Creo que, si soy objetiva, este puede ser un enorme contra, pues es un filme menos internacional que mi andaluz cerrao. No sería la primera vez que una película tira de la sátira y parodia de su propio país de origen para hacer chistes y bromas (y depende de la culturilla del espectador, puede llegar a entenderlo o no); pero Pos eso abusa de este recurso y es una sucesión constante de bromas y referencias españolas de ayer y hoy.
Resumiría esta película como chistes de España y su gente (literalmente, porque aparecen múltiples “famosos”) con un poco de argumento de por medio. Y aunque la película, supuestamente, vuelca su principal intención en ser una parodia de El Exorcista y La Profecía (y alguna que otra referencia también de cine extranjero), es todo el tiempo España, España y España. ¿Eso me disgusta? A mí personalmente no. Claro, yo lo entendí todo y me reía bastante, pero porque soy de aquí. En caso contrario, no hubiese aguantado ni cinco minutos.
Pero dudo que haya gente que lea el argumento y cometa el error de creer que va a comprenderla, porque ya solo con las dos primeras palabras de la sinopsis ‘La Trini’, te puedes hacer una idea perfecta de cómo va a ser la película.

Es una película hecha de plastilina con la famosa técnica de Stop Motion, lo cual es algo que a mí me suele chocar porque llega momentos en los que los movimientos me resultan torpes y forzados. En cambio en Pos eso he visto fluidez y eso me ha gustado.
Aunque he de admitir que casi todos los personajes masculinos principales eran iguales, con el mismo diseño y escasas diferencia entre ellos. Yo de por sí soy propensa a confundir mucho a los personajes; pero si me los pones como si fuesen clones, pues mira, chato, ahí ya te estás pasando.
También tiene un estilo muy ameno y simpático, consiguiendo que las escenas gores (que pueden llegan a resultar muy bizarras) resulten bastante llevaderas y parezca que hasta un niño de cuatro años podría verlo y pensar en unicornios y arco iris (no hagáis el experimento, por favor).

La película buena… lo que se dice buena… no es. Yo  me reí porque tiene muy buenos momentos, momentos que suelen ser las grandes parodias españolas (como Carmen Sevilla confundiendo el Duende del flamenco con un gnomo ‘el Duende… el Duende es siete veces más fuerte que tú’). Seguramente si hubiese tenido más argumento propio y no abusase tanto de referencias españolas, habría sido mucho mejor, pero llega un momento que apesta un poco y parece más una obra hecha por aficionados (sí, de esos que publican su trabajo gratis en Internet) que por verdaderos profesionales con ideas propias.

En resumen: si me preguntas directamente y yo te respondo con sinceridad, te diré que es buenísima, pero porque me gustan las pelis malas, con humor “especial” y porque esta tiene momentazos. Seguramente, alguien estándar te dará una opinión diferente.
A mí me gustó, se me hizo amena, curiosa, entretenida y graciosa. Eso sí, para una vez. Y una cosa es que me guste y otra que considere que está bien.

Conclusión.

¿La volvería a ver?: Posiblemente no. Creo que es algo para ver una vez y por casualidad.
¿Lo recomiendo?: Pues, sinceramente, no. Prefiero que si la ves sea por voluntad tuya que por mi culpa.


Valoración: 2/5

¿Cuál es tu opinión? ¿También piensas que alguien que no es de España no la entendería? ¿Te gustaría que la masacre en el plató de televisión fuese real? ¿Crees que abusan parodiando? Estaré más que encantada de leer tu comentario.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Anímate a dejarnos unas palabrillas de nada!
Todos los comentarios serán bienvenidos mientras guarden respeto tanto al blog como a otros usuarios, por lo que nos reservamos el derecho a impedir las ofensas gratuitas, posibles disputas o intentos reiterados de spam.