23 de octubre de 2016

La Fiesta de las Salchichas (2016)



Ficha técnica.

Título original: Sausage Party
País: Estados Unidos
Dirección: Conrad Vernon, Greg Tiernan
Producción: Annapurna Pictures / Nitrogen Studios Canada / Point Grey Pictures
Guión: Evan Goldberg, Kyle Hunter, Seth Rogen, Ariel Shaffir (Historia: Seth Rogen, Evan Goldberg, Jonah Hill)
Reparto: Animación.
Géneros: Animación. Comedia. Intriga | 3-D. Animación para adultos. Comedia negra. Comedia absurda
Estreno: 2016
Duración: 89 min.
Extra: Caballeros, esto no es para niño.

Sinopsis.

Salchichas, bollos, panecillos, pan de pita… Todos los alimentos viven felices en los estantes de un supermercado, soñando con el instante en que serán elegidos. Pero cuando, por fin, a un pequeño grupo le llega tan esperado momento, descubrirán que su destino no es la Tierra Prometida, sino una situación mucho más cruel de lo que habían imaginado: se los quieren comer. Deciden entonces informar a sus compañeros sobre cuál es la finalidad de su existencia para intentar escapar a un destino tan terrible.




Opinión personal.

Vi esta película con la idea que me dejó el primer tráiler que llegó a mis manos, y era sencillamente encontrarme con una especie de “survival de comida” llevada con la gracia de un humor más adulto, usando el habitual “darle vida a objetos inanimados” que llevamos viendo desde hace años en la industria, con un “las películas de animación no son únicamente para niños”. ¿Y qué me he encontrado? Pues un filme plagado de humor obsceno y vulgaridad, con el nivel intelectual de tu choni de barrio más cercana.
Las referencias sexuales eran constante, excesivas me atrevería a decir, y con un descaro que el 90% de las veces no se camuflaba a través de la metáfora de la comida ni lo más mínimo; mencionando el tema en cada ocasión, fuese propicia para ello o no.
Las palabrotas eran innecesarias la mayor parte de las veces, tan recurrentes que llegaban a sonarme mal incluso a mí, una persona bastante habituada a decirlas, escucharlas, leerlas y escribirlas. Obviamente no pediré que el guión esté basado en levantamiento de meñique, monóculos en cada personaje y eufemismos a mansalva; pero la mayoría de palabras malsonantes se podían haber ahorrado perfectamente y se seguiría captando el mensaje de “película para adultos”.
¿Cómo han tratado el contenido adulto? Sexo, grosería y palabrotas.
Si alguien con dos dedos de frente (lo justo y necesario que requiere no ir con tu hijo menor de 10 años a ver la película) quiere analizar un poco más allá, se encontrará un par de momentos como la discusión entre el pan de pita y un bollo judío o el hecho de que la sociedad (representada en este caso con los productos alimenticios) prefiere vivir en una feliz ignorancia a enfrentarse a la realidad. Dos situaciones en una película entera que quedan relegadas a un millonésimo plano porque el resto lo destroza por completo.

**Spoilers chirimoyescos**

La película comienza en un supermercado donde todos y cada uno de los trabajadores son personas amargadas y despreciables. Allí despierta la comida, cantando una canción matutina cuya letra no escuché por culpa del sonido (ver películas gratis en Internet está mal, chicos), pero creo que era algo sobre qué bonita era la vida blablabla. Algo así como “Todo es fabuloso” de “La Lego película”. La cuestión es que para la comida, los humanos son dioses que los llevarán al Gran Más Allá, un lugar increíble donde cumplir los propósitos que ellos creen tener.
Una salchicha, llamada Frank (creo) está enamorad@ de un pan para perritos calientes llamad@ Brenda (creo) y la aspiración que tienen es ir al Gran Más Allá para por fin poder hacer lo que hacen una salchicha y un pan. Al principio las obvias referencias sexuales están camufladas hasta que ya que le den por el orto a la metáfora alimenticia, ¿para qué? Sexo, sexo, sexo.
Una humana compra el paquete de salchichas y el paquete de perritos, junto a más productos, entre ellos un lavado vaginal (sexo, sexo, sexo) y un bote de miel-mostaza que ha sido devuelto y conoce los horrores del Gran Más Allá. Al no querer regresar, decide suicidarse tirándose del carro, saliendo Frank Y Brenda de su envoltorio y cayendo del carro en una auténtica masacre al intentar impedirlo.
En el suelo, Frank y Brenda se unen a un pan de pita (o lo yo creo que era un pan de pita) y un bollo judío con la intención de volver a sus estantes, fingir que nada ha pasado y ser comprados. Pero Frank está crispado por lo sucedido con la miel-mostaza y su comportamiento, así que medio engaña a sus acompañantes para ir al pasillo de las bebidas alcohólicas y hablar con Aguardiente, quien parece saber qué ocurre realmente. Allí se separa del grupo y Aguardiente, junto a otros dos productos no perecederos, le cuenta a Frank que ellos se han inventado lo del Gran Más Allá, que los humanos realmente se comen la comida y que la invención fue porque estaban cansados de escuchar todos los días el pánico de los productos en el supermercado. Y si quiere saber más, que vaya al pasillo después de los productos congelados.
Por otro lado, Brenda y compañía son atraídos por una botella de Tequila que los lleva a una trampa de la cual son salvados por un taco (hembra), cuyo nombre no recuerdo y está “enamorada” de forma lasciva de Brenda; de ser atacados por el lavado vaginal (al que llamaremos Lavativa a partir de ahora, porque sí) que cayó del carro y quiere venganza porque él quería ser introducido en una vagina y no pudo ser. Después de escapar de Lavativa, quien a parte de enfadado se ha dedicado a comerse/beberse a otros alimentos para estar más fuerte, vuelven a reunirse con Frank; separándose el grupo nuevamente cuando él les cuenta que el Gran Más Allá es una mentira y quiere descubrir la verdad oculta en el pasillo después de los congelados.

A su vez tenemos a los productos que fueron comprados, topándonos con una salchicha con problemas de fábrica a la que llamaré Salchione porque no me acuerdo de su nombre. Salchione era compañer@ de paquete de Frank y está triste porque no pudo ayudarlo en la tragedia del carrito de la compra y la alegría de ser consolado por un amigo no dura; pues pronto descubre la horrenda realidad que significa ser comprando por los humanos. Consigue escapar de la casa a la que fue a parar y después de escatológicas andanzas por la calle, va a parar a casa de un humano drogadicto creyendo que le llevará de vuelta al supermercado. Este humano se pincha sales de baño, droga que le permite ver que la comida está viva y prometiendo con arrepentimiento que los llevará de vuelta al supermercado. Pero después de dormir la mona, se despierta con hambre, sin recordar/creer nada de lo sucedido y dispuesto a comerse a Salchione.

De vuelta al supermercado, todos se han metido en un nuevo paquete para ser comprados, y Frank ha llegado al pasillo de los cuchillos, lugar donde encuentra un libro de cocina que lo deja impactado con sus imágenes, descubriendo toda la verdad. Decide contarles a todo lo que ocurre realmente, pero nadie le cree o prefieren no creerle, porque es más bonita la mentira con la cual han estado viviendo.
El supermercado abre y entras los humanos a hacer la compra, llevándose una humana el paquete donde se ha metido Brenda. Al intentar salvarla de ser devorada de forma atroz, Frank se encuentra a Salchione, que le dice que los humanos son mortales, cayendo del respiradero la cabeza del drogadicto que se lo intentó comer (hace un resumen absurdo de cómo consiguió salvarse, pero no os lo cuento). Viendo que los humanos no son dioses inmortales, deciden drogarlos con las sales de baños y así sean conscientes de su existencia, o de la cuarta dimensión (a gusto del consumidor). Una vez que los humanos drogados ven que la comida está viva, entran en histeria y se vuelven locos y los productos del supermercado deciden tomar venganza y los matan a todos de formas bastante gores.
Después de haber matado a todos los del supermercado, empieza una orgía (sí, una orgía) entre la comida. Repito: una orgía entre la comida. No sé cuánto tiempo duró la escena, pero a mí me resultó eterna y violenta.
El final de la película es que descubren que en realidad son una película de animación.
Y fin.

**Cuestiones chirimoyiles**

¿Por qué algunos objetos tienen vida y otros no? Quiero decir; el rollo de papel del váter estaba vivo, un preservativo usado estaba vivo, pero en cambio un zapato o una pila alcalina de toda la vida no.
¿Los pescados de la pescadería estaban vivos? No deberían, ya que cuando eran peces sí eran criaturas vivas, pero una vez pescados deberían de estar muertos. Pero la película se basa en que los inanimados productos alimenticios tenían vida propia.
¿Por qué los envases estaban vivos? Y lo que es peor, los productos que esos envases contenían también tenían vida. Las patatas de un paquete de patata estaban vivas; y vivían enjauladas. Para que ellas pudieses ser libres, el paquete debía ser roto y morir en terrible sufrimiento.

A lo largo de la película se muestra escenas comparando “el mundo real”, serio y gris,  y la visión de la comida, colorido y animado. Cuando la comida se mueve y canta y habla, en el mundo real se ve que están quietos y en silencio. En otra escena, dos zanahorias comienzan a correr y a gritar y en el mundo real se ve que son dos zanahorias inanimadas que ruedan por la encimera. Esto da a entender que algunas cosas que pasan no dejan de salirse dentro de lo normal para los humanos. La comida rueda y está en silencio, cambia de lugar si lo movemos y esas cosas naturales. En cambio, cuando Salchione salta por la ventana de la cocina huyendo de la humana que lo ha comprado, nada lo ha movido hasta allí y la mujer se lo toma con naturalidad.
“—Oh, la salchicha ha ido rodando hasta la ventana que está sobre el fregadero y ha subido rodando hasta ella. Cosas de la gravedad de este planeta. Para cogerla, le clavaré un cuchillo. Me pasa todos los días”
No me compares las situaciones para hacer creer que no pasa nada fuera de lo común dentro de la visión de un humano y después pongas situaciones absurdas que carecen de sentido. Directamente, para eso, no hagas comparativas; aunque eso signifique renunciar a tres escenas de humor.

Y ya, como punto final, y en relación a lo anterior, La Revolución Alimenticia. Todo el tiempo la comida está viva, de aquí para allá, con sus pies y manos, hablando, cantando, bailando, moviéndose, haciendo lo que les da la gana; muchas veces frente a los humanos, quienes no dejan de verlo como los estáticos y silenciosos seres inanimados que realmente son. Si un puerro le pega una hostia a un humano, eso supuestamente no ha pasado; porque para el humano el puerro es eso: un simple puerro. No habla, no se mueve. Si una bellota me grita a la cara, yo no la escucho gritar, porque es una bellota, y las bellotas no hablan, ni gritan. Y, en todo caso, si la bellota se mueve sobre la mesa, corriendo sobre sus patas, yo desde mi visión veré que la bellota está rodando.
Pero, cuando los humanos son drogados y empiezan a percibir lo que se llama la cuarta dimensión, la comida puede comenzar a dañarlos realizando las acciones que podían hacer igualmente antes de que no fuesen conscientes de su situación como seres vivos. La hostia que el puerro daba antes, ahora sí se nota, básicamente porque el humano ahora saber que el puerro tiene manos y le está golpeando. Los humanos no han viajado a otra dimensión, sólo perciben sensorialmente, producto de la droga, lo que lleva pasando todo el tiempo. A eso me refiero: perciben sensorialmente y se percatan de ello. Como saben que está pasando, sienten sus consecuencias.
El puerro da la misma hostia, con la misma fuerza, en el mismo lugar y con la misma mano. La primera vez el humano no se da cuenta de ninguna de las maneras. No siente dolor repentino, ni ve una marca a la que no le encuentra explicación. No ha pasado nada. Cuando recibe ese mismo golpe siendo consciente de que lo está recibiendo, hay marca y hay dolor.
Por esa regla de tres, ¿si yo bebo veneno sin ser consciente de que el veneno es nocivo, no sufriré sus consecuencias porque yo no sé que me puede hacer daño? ¿O ese veneno únicamente es nocivo en otra dimensión que yo no percibo pero que cohabita con la mía y en algunos sentidos lo que ocurre en ella me afecta a mí y todo lo que yo hago repercute en ella?
Por favor, explicádmelo, soy de Letras.

Aunque, para qué buscar sentido. Es una película de animación.

Conclusión.

¿La volvería a ver?: Jajajaja, no.
¿Lo recomiendo?: No, pero sé que hay gente que la ha disfrutado.

Valoración: 0/5





No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Anímate a dejarnos unas palabrillas de nada!
Todos los comentarios serán bienvenidos mientras guarden respeto tanto al blog como a otros usuarios, por lo que nos reservamos el derecho a impedir las ofensas gratuitas, posibles disputas o intentos reiterados de spam.