4 de octubre de 2016

Porqué no me gusta Harry Potter



Normalmente luzco una vena que se puede considerar hater y yo, por tal de ahorrar discursos que serían igual que hablarle a una pared, asiento y doy la razón; aunque me califico a mí misma como “hater argumental”, ya que si algo no me gusta, doy mis motivos y, sobre todo, intento no hablar mal sobre algo que no conozco.
Puede parecer que odio o desprecio todo lo que está de moda por eso, porque está de moda, y que sencillamente lo hago para creerme guay y nadar contracorriente. Y nada más lejos de la realidad, si algo me gusta, lo hará a sea algo de mayorías o minorías.
Después de aclarar esto, vengo a ganarme el odio de uno de los fandoms más grandes que existen, pues voy a decir porqué no me gusta Harry Potter.


Antes que nada, esto no es algo hater ni gratuito, al igual que es mi opinión personal y expongo mi punto de vista y percepción. Y aclaro que no es una crítica destructiva hacia Harry Potter y que igual digo muchas cosas en las cuales estoy equivocada por no estar tan informada como alguien del fandom.

Primeramente reconozco todo el mérito que tiene Harry Potter por ser una saga ultra famosa, que ha llegado a millones de personas y que ha conseguido crearse un fandom increíble; algo que ya quisiera más de un escritor (por no decir todos). Muchos jóvenes han crecido con esta saga que les ha acompañado desde su más tierna infancia a su juventud y han madurado juntos, tanto Harry y compañía como sus lectores. Y ya no sólo eso, si no que años después siguen siendo fans y adoradores; guardando un gran cariño hacia eso que durante tantos años los ha acompañado.

Yo formé parte de esos que en cierta medida disfrutó de Harry Potter en su juventud, aunque no tanto pues lo empecé cuando se publicó en España el quinto libro, leyéndolos todos de seguido, después le siguió el sexto y el último no lo leí porque me di cuenta de que no me gustaba; aunque no fue hasta años después que yo misma me percaté de las razones por las cuales no era fan de Rowling. En aquellos entonces, yo con 16 años, ya sabía que algo me crispaba en Harry Potter; así que no es algo reciente que no me guste la saga.

No me gusta cómo escribe J.K Rowling. Empezando por ahí. No me parece que sea una buena escritora en cuanto a su narrativa se refiere y no considero que su calidad haya evolucionado conforme publicase más libros. Bajo mi punto de vista, desde el primer ejemplar hasta el último está escrito igual y su calidad como escritora desde luego no ha crecido junto a sus personajes y sus lectores de la época.
Harry es un Gary Stu en el máximo potencial de su concepto. No voy a detallar los miles de motivos que lo convierten en este arquetipo, pues ya tengo una entrada hablando sobreello y, si se le echa un ojo, se podrá ver que cumple con absolutamente todos y cada uno de los requisitos. Comprendo que al principio fuese un Gary Stu, pero no cambia en ningún momento y, conforme pasan los libros, aumenta más esa percepción.
La inmensa mayoría de los personajes me parecen planos y demasiado típicos, con características escasas que se explotarán durante toda la saga para parecer que están definidos; pero siguen teniendo un trasfondo que a mí me deja bastante que desear. Por eso mismo el que destaca un poco parece ser un personaje increíblemente genial; pero no es que sea un buen personaje, es que entre tanta morralla parece bueno. Alguno por supuesto se salva, pero pocos casos hay.
La historia no me parece original. Es lo que se lleva contando desde los albores de la humanidad. Sí, nada nuevo hay bajo el sol: la verdad incuestionable; pero que no me vengan ahora con que Harry Potter es ultra original porque, perdona que te diga, pero no. No me muestra nada nuevo en ningún momento y ya no hablo de las miles de sagas surgidas a raíz de esta historia que es lo mismo pero con otras palabras, hablo del antes de Harry Potter.
Hablando de originalidad, ¿qué ha creado esta mujer puro 100%?
Chiri, ella también ha creado cosas (como serán los dementores y eso, supongo). Sí, que muy bien. Pero una gran mayoría de las cosas que aparecen no, y me mata muchísimo que se la ponga en un pedestal de Maestra Creadora cuando no es así.

Los libros me parecen improvisados. Y tengo la firme teoría de que esta mujer escribía por escribir hasta que ya tuvo que ir en serio, porque Harry Potter se convirtió en un fenómeno a nivel mundial. Entonces intentó enlazar cosas con sus primeros libros ya publicados, dejando numerosos vacíos productos de no ser una historia completamente estudiada desde el principio, vacíos y fallos que el fandom llama “teorías de Harry Potter”.
Sí, es verdad que es una saga muy grande y que es normal cometer errores, pero te digo yo que si lo calculas todo y lo haces bien desde el momento uno; tantos fallos no se cometen. Podrá haber incoherencias y cosas pocos realistas que se podrán camuflar como “ficción” o “conveniencia del guión”; pero muchas teorías o “¿habías pensado que…?” no existirían porque son eso, fans cegados que en lugar de ver la realidad se han inventado que eso es así queriendo.
Los horrocruxes. Rowling, perdona, ¿pero me quieres decir qué pretendías? No lo digo por nada, pero en una puta saga de siete libros tuviste que esperar al final del sexto para explicar algo tan jodidamente importante. ¿Eso estaba pensado? No. Y no me quieras engañar. Te diste cuenta de que te estaba pillando el toro, porque no veo otro motivo para algo así. Y claro, como lo hemos hecho como el puñetero culo, vamos a arreglarlo en el séptimo libro, descolocando algo que se lleva viendo durante años y seis libros. “Todo lo que se ha visto a la mierda, porque perdonad que os diga que cuando empecé con la saga no me vi venir esta fama y el peso que tendría”. Vale, Rowling, te perdono; pero que has tenido más libros antes para ir preparando el camino, que no te hiciste famosa en el sexto libro; que has tenido tiempo para pensar, calcular, bocetar, estructurar y todas esas cosas que hay que hacer.
Pero no pasa nada, tu fandom te quiere, ama, adora y defiende; tienes la bendita suerte de poder hacer mal todo lo que quieras que, mientras tenga Harry Potter incluido, los fans ya se encargarán de arreglar con excusas lo que ni tú puedes defender.

Yo, sinceramente, creo que si las personas no le tuviesen tanto cariño a Harry Potter por ser algo de su infancia y no lo mirasen con tan buenos ojos, se darían cuenta de los múltiples fallos que tiene. Yo me he criado con cosas que a día de hoy las miro y me doy cuenta de que eran basura y el cariño no me hace ser fanática de ello (el doblaje de Street Sharks, un buen ejemplo). Pero, bueno, no estoy aquí para criticar a aquellos que forman parte del fandom, si no para decir por qué yo no formo parte de él.

No me extenderé más porque lo veo sumamente innecesario. Podría enumerar y detallar más aún cada motivo, pero ni yo quiero perder mi tiempo en ello ni vosotros queréis seguir leyendo las múltiples tonterías que digo; así que si alguien quiere debatirme o está interesado, siempre queda comentar o preguntarme directamente.




2 comentarios:

  1. Me autodenomino fan de Harry Potter (aunque bien es cierto que bastante más de las pelis que de los libros, porque no deja de ser una "saga juvenil", o al menos así lo veo yo y por ello no veo mal la forma de escribir de J. K., que yo leí bastante mayor, por lo que me pilló un pelín tarde), que quede dicho de antemano.

    No entiendo muy bien a qué te refieres con lo de que la historia no es muy original. ¿Te refieres a historias similares anteriores o a un análisis más bien pieza por pieza? Dame ejemplos, por curiosidad más que nada.

    Y...¿tú crees que los escritores, por norma general (y más a la hora de enfrentarse a una saga) tienen todos y cada uno de los elementos pensados? Creo que todas las sagas que he leído (que son bastantes) tienen esos factores "improvisados", como tú los llamas, y la verdad es que yo los veo bastante lógicos.

    Por último, estoy en desacuerdo total contigo cuando dices que los personajes son planos. Algunos sí (el mismo Harry, puede que por el hecho de ser, como dices, un personaje estereotipado, y en eso sí acuerdo contigo totalmente) pero creo que todos los demás...son muy característicos, en mi opinión.

    D:

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no digo que su forma de escribir esté mal, sencillamente opino que no es de mis favoritas (que cuidado, hay cientos de escritores con la misma narrativa); pero no veo evolución alguna en ella en el paso del tiempo. Quizá es problema de la traducción y resulta que la mujer sí vale la pena.

      Cuando critico su originalidad me refiero tanto a hechos de la historia como incluso a personajes. Al ser Harry un personaje estereotipado, partes de la trama gira alrededor de esos estereotipos, casi todo lo que tiene que ver con Harry, en realidad (padres muertos, todo depende de él porque es El Elegido, las cosas le van bien porque es el protagonista...). Una batalla entre dos bandos también se ha visto con anterioridad, si no mira a Magneto y Xavier.
      Del mismo modo al principio Rowling tira mucho de criaturas y leyendas que ya existían y no comenzó a ser ella misma la creadora de su mundo hasta un poco más avanzada la trama, si no mira los dragones, el propio Fluffy, centauros, unicornios, la piedra filosofal, un basilisco... (recuerdo que tenía más ejemplos en la propia entrada, pero los eliminé para ser un poco menos odiosa). Harry Potter escasamente ofrece algo no visto, pero como conjunto está bien y cierto es que poco a poco J.K se empieza a adueñar de su universo.

      Al preguntarme por los escritores me tocas la patata. Una historia hay que trabajarla y quererla. Eso es así. Si un escritor de una saga decide calcular sólo un porcentaje o darle cabezazos al teclado, eso es cosa suya y, aunque cierto es que hay cosas que se escapan, porque a veces es inevitable, hay que pensarlo. O quizá mi círculo escritoril y yo somos los raros por tener esquematizado y trabajado cada uno de los puntos y personajes. Lo habitual puede que sea ver una saga con vacíos, pero que sea lo común no quiere decir que esté bien. Y si veo algo sí, lo criticaré ya sea Harry Potter o la revista que venden en el quiosco.

      Cuando usas los mismos personajes durante tantos libros, es normal que estos se acaben desarrollando, y si no evolucionan, muy mal escritor hay que ser. Pero si analizas un poco aquellos que aparecen con menos frecuencia, aunque lo hagan a lo largo de la saga, se podrá ver que mantienen la misma línea con la que fueron creados. Tiene sus directrices básicas e incluso una historia, porque muy mal autor tiene que nacer uno como para llevar años con esos personajes y no pensar en algún momento que es hora de darle un pasado. ¿A qué me refiero cuando digo que me parecen planos y típicos? Que apartando algunos ejemplos que tratados con mimo y cariño y que son capaces de mantener el misterio (Snape como mayor exponente de ello), cada cual tiene su claro papel en la trama y pocas veces te sorprenderá lo que pueda hacer por resultar inesperado.
      Los personajes con la historia trabajan muy bien y hacen buen equipo, por eso supongo yo que Harry Potter funciona tan bien, porque lo que puede flaquear una cosa, lo compensa otra. Pero a pesar de ello, a mí sigue sin gustarme, como otras tantas cosas que no me gustan; aunque tampoco lo odio (y me gusta compartir memes graciosos en FB también).

      Tú misma lo dices, es una saga juvenil y tampoco hay que pedirle peras al olmo. Pero tenía ganas de exponer mi opinión sobre esta saga al igual que también la muestro sobre otras tantas cosas que consumo.

      Eliminar

¡Anímate a dejarnos unas palabrillas de nada!
Todos los comentarios serán bienvenidos mientras guarden respeto tanto al blog como a otros usuarios, por lo que nos reservamos el derecho a impedir las ofensas gratuitas, posibles disputas o intentos reiterados de spam.